SALÓN

En el coche de San Fernando

Carlos Maciá | Misha Bies Golas

Comisario: Ángel Calvo Ulloa

 

Impredecible y con un resultado totalmente basado en el azar, el Salón de Misha Bies Golas y Carlos Maciá se presenta como un ejercicio de concreción en el que los tres paseos realizados durante los días 14, 15 y 16 de febrero han sido fundamentales.

El recorrido podría haber sido diferente y con él el resultado habría variado de un modo decisivo. Con unas condiciones básicas y a expensas de lo que el paseo deparase, Bies Golas y Maciá plantean una instalación basada en esos elementos que de forma azarosa se han ido encontrando. Idas y venidas al Salón, pruebas y ejercicios a medio camino entre el trabajo del uno y del otro dan como resultado una instalación que responde a esa idea de proyecto conjunto, que aúna la mirada de los dos. Homenaje a Gerardo Rueda es la pieza central de un resultado que podría haber sido otro.

 

Durante tres días Carlos Maciá y Misha Bies Golas han recorrido las calles de Madrid completando una distancia de aproximadamente treinta quilómetros.

Guillermo Rolland 3, 1º izquierda es el centro de una circunferencia cuyo radio no ha rebasado los dos quilómetros. 

 

Con un punto de partida pero sin destino fijo, con un perímetro que ha funcionado a modo de redil, a la manera de un límite fijado para exigirse disciplina a la hora de trabajar. El procedimiento dista en algunos aspectos de la manera de proceder de Misha Bies Golas y Carlos Maciá, sin embargo la dinámica no era nueva. Ha sido una práctica habitual que los dos han realizado por las calles de Madrid en los últimos años.

De esa idea parte este proyecto, de conectar a los dos artistas en un punto que ellos comparten. Una deriva que los introduce en el aparato digestivo de una ciudad de más de tres millones de habitantes, recorriéndola de día y de noche, buscando algo, sin saber realmente cual es ese algo que ellos buscan.

Tras vagar tres días de manera estricta, han compuesto con los elementos que han ido desplazando de la calle al Salón un montaje que transmite la tensión, la inestabilidad y la fragilidad del propio proceso de trabajo. Sin gestos amables ni gratuitos. Subyace también la idea de equiparar el trabajo del artista al del oficinista, la de buscar una productividad casi mecánica que los obliga a sacar adelante un trabajo bajo una serie de premisas. 

 

Misha Bies Golas (Lalín – Pontevedra, 1977) es un autor del cual destacan sus muestras individuales A modo de conclusión en el CGAC (Santiago de Compostela, 2012) y Carpe Diem (Lisboa, 2012) o Sin título en The Window, Galería Louis 21 (Madrid, 2013). Ha participado en diferentes exposiciones colectivas, entre ellas Veraneantes en el MARCO (Vigo, 2013).

 

Carlos Maciá (Lugo, 1977) es pintor del cual destacan sus muestras individuales Pavillon Suisse en la Fundación Suiza (París, 2013) y ST. Provosória en Carpe Diem (Lisboa, 2011). Ha tomado parte en las exposiciones colectivas Sin motivo aparente en el CA2M (Móstoles, 2013) o On Painting en el CAAM (Las Palmas de Gran Canaria, 2013).     

 

 

Ángel Calvo Ulloa (Lalín – Pontevedra, 1984) es crítico y comisario. Ha sacado adelante diferentes proyectos como Un disparo de advertencia (2011) o Diálogos Improbables (2012-2013). Recientemente ha sido premiado por el programa Inéditos 2014 de La Casa Encendida y participará este año en Jugada a 3 Bandas. Como crítico es redactor de A-desk y Dardo Magazine.